miércoles, 24 de junio de 2015

El día que rechazamos una oferta de compra de Google

Google compró Panoramio.com en mayo del 2007, pero lo que nadie sabe, porque nunca lo hemos hecho publico, es que un año antes, Google nos intentó comprar y rechazamos la oferta. Aquel día dijimos NO a Google y rezamos para que no se lo tomasen mal. 


Octubre 2006. Desde hacía días los correos y las llamadas telefónicas discutiendo los términos de una compratación (compra+contratación) nos tenían ocupados. Al principio yo había descartado la oferta de plano. Aparte de mis pocas ganas de tener jefe, no veía en que podía mi perfil nada técnico ser útil a Google. 

Por aquel entonces ni siquiera sabíamos que estábamos enmedio de una compratación (acqui-hire en inglés), una adquisición donde el interés fundamental no es el proyecto en sí mismo, sino contratar al equipo. La propuesta inicial de Google era en la práctica una oferta de trabajo que implicaba cerrar Panoramio y una compensación/bonus que había que negociar. 

Yo no estaba por la labor, pero valía la pena aclarar de qué cifras estábamos hablando. Eso sí, antes que nada ellos querían echar un vistazo al género. Si en una adquisición se hace un due diligence (análisis a fondo de la empresa), en una compratación se entrevista al equipo. Cuenca, mi socio y amigo, el alma de Panoramio, voló a Mountain View. En un solo día hizo 5 entrevistas, entre otros, con profesores de Stanford. Por supuesto pasó el filtro. Lo conozco desde primero de BUP y sabía que pasaría cualquier filtro. 

Habíamos lanzado Panoramio hacía exactamente un año y el proyecto crecía a buen ritmo. El sitio acumulaba 50,000 fotos subidas por los usuarios, un número aún pequeño, pero ya interesante. Gracias a muchos voluntarios el sitio había sido traducido a varios idiomas (alemán, italiano, francés, catalán, sueco y húngaro). Además José Florido, recién incorporado al equipo, había creado una nueva home muy brillante. Todo andaba sobre ruedas. Y luego estaba la comunidad de usuarios. Les encantaba el sitio, subían fotos, hacían sugerencias, lo vivían a tope. Aquella idea tan rara de Cuenca de geoposicionar fotos en un mapa enganchaba a la gente. 

Estábamos emocionados con nuestro proyecto, pero la oferta de Google implicaba cerrarlo. Por un lado era una perspectiva deprimente, por otro, era Google... ¿Cómo rechazar a Google? Era la época dorada del buscador, la época donde todos nos creíamos la autenticidad del “Don't be evil”. Trabajar en Google era el trabajo más cotizado del mundo. En prensa se sucedían las fotos de sus oficinas y de gente tirándose por toboganes para ir al restaurante. 

En realidad ya colaborábamos con Google desde hacía unos meses. John Hanke, el fundador de Google Earth, nos había invitado a la conferencia Where 2.0 en Silicon Valley y a la sede del buscador para conocer a su equipo. Google había puesto un enlace a Panoramio que nos traía bastante tráfico e incluso nos habían ofrecido servidores. Extremadamente majetes. Era una muy buena relación y no queríamos estropearla. 

Sin embargo, tras empezar a hablar de cifras, nos quedó claro que un compratación tiene más de contratación que de compra. Mala cosa. Así que lo primero fue intentar reorientar la negociación hacía una adquisición pura. Difícil. Dos tipos de 29 años de la Vega Baja del Segura (Alicante) sin experiencia negociadora, con habilidades limitadas en inglés y negociando por teléfono con un tipo tan duro como Anil Hansjee (sí, su linkedin asusta). Entre una cosa y otra, apenas entendíamos la mitad de la conversación, un escenario idílico para una negociación. Aún así hacíamos nuestros progresos y poco a poco íbamos añadiendo algunos interesantes dígitos a la parte de "compra". 

Entre medias, el proceso nos hizo revisar cuidadosamente la evolución de las métricas de Panoramio. El ritmo de subida de fotos hacía que se duplicasen cada 3-4 meses. En Agosto de 2006 eran 35.000 fotos, en Octubre 55.000. Con Adsense aún no ganábamos un salario, apenas unos 700 dólares al mes, pero con la tasa de crecimiento que teníamos en un año esperábamos tener un salario de 1.000 euros al mes para cada uno de los tres. El sitio crecía y en un plazo relativamente breve íbamos a poder dedicarnos a tiempo completo. Sin embargo, no fue eso lo que nos hizo apartarnos de la negociación y rechazar a Google. 

Lo que nos abrió los ojos fue darnos cuenta que el valor real de Panoramio en ese momento no estaba ni sus métricas, ni en el producto tal y como era, ni en su comunidad. El mayor valor de Panoramio estaba en nuestras cabezas y era lo que habíamos aprendido en ese año de desarrollo. Con ese conocimiento estábamos seguros de poder convertirlo en algo grande. Sin embargo la realidad era que Google nunca iba a valorar Panoramio de acuerdo a una percepción subjetiva nuestra. Así que decidimos apartarnos de la negociación y les dijimos: “We have decided to keep working on Panoramio.” Y nos respondieron de muy buen rollo:  “Wow a real entrepreneur - hats off to him”

Y realmente no se tomaron mal las calabazas. A las pocas semanas (diciembre 2006) integraron totalmente Panoramio en Google Earth, algo que hizo multiplicar todas las métricas del sitio por 30 en un solo día. Panorarmio era la capa más popular de Google Earth con diferencia. Esta integración fue el desencadenante de un proceso de adquisición real del sitio que comenzó en Marzo 2007 y culminó dos meses más tarde. Un año y 7 meses desde el lanzamiento del sitio hasta su adquisición por Google. El año y 7 meses más emocionantes de nuestra vida.